Templates by BIGtheme NET

Doña Democracia, Don Dinero y sus engendros, de la fábula a México 2018

POR Eduardo Garibay Mares.

Doña Democracia Malinche es sólo una más de las amasias de don Dinero, poderoso mandamás del mundo, en unión del cual procrea a empoderados reyezuelos triates: Ejecutivo Mesiánico, Legislativo Babel, y Judicial Subjetivo

Doña Democracia Don Dinero y sus Engendros. Fábula de Eglisic

Democracia de fábula

Es en las Fábulas de Eglisic donde se narra que el prestigio de Doña Democracia Malinche ha estado desde siempre en entredicho puesto que nunca ha podido andar durante mucho tiempo por el buen camino, dada su proclividad a venderse para todo uso y abuso de políticos de todo cuño.

Como sus hermanas Doña Democracia Monárquica y Doña Democracia Izquierdista, y sus hermanastras las matronas Dictaduras, de cuyos partos resultan los triates Arbitrario Vitalicio, Opresor de Libertades y Violador de Derechos, Doña Democracia Malinche es sólo una más de las amasias de Don Dinero, poderoso mandamás del mundo, en unión del cual procrea, igual que sus hermanas, a empoderados reyezuelos, también triates: Ejecutivo Mesiánico, Legislativo Babel, y Judicial Subjetivo, quienes sirven a intereses de sus engendradores, para que unos cuantos privilegiados gocen también, legaloide y oficiosamente, de todo aquello de lo cual carece el pueblo.

Así es, así ha sido, y así será, porque desde la hora mala en que desde hace siglos llegaron para quedarse tales concubinas de Don Dinero, en los países occidentales del mar Mediterráneo, primero, de donde asimismo emigraron luego a toda Europa y posteriormente al resto de casi todo el planeta.

Esto es, que a las susodichas Democracias y Dictaduras, y a sus respectivos engendros procreados con Don Dinero, se debe el que unos cuantos gocen de todo lo que el pueblo carece.

Otros cuentos democratizadores

Eglisic refiere que siempre se arguye que el término democracia es muy complejo y por eso requiere tiempo para que se pueda traducir en la práctica, en especial aquellos en las democracias más nuevas, y con ello previamente se justifica el hecho de que se den cambios en que todo sigue igual, si no es que peor que antes.

Sin embargo, para vender el cambio a Felicilandia, también se cuenta que el incremento de Estados adscritos a prácticas democráticas en la actualidad les ha significado una vida diferente ya que ahora viven libres de cualquier opresión política o de un régimen autoritario, aunque sin aclarar que es para vivir tan oprimidos o más que con el anterior régimen.

No importa entonces que bajo el imperio de la democracia sólo los grupos de poder político, económico y social tengan claro el valor de la misma para ellos mismos y es por tal motivo que para ellos la democracia es significativa y valiosa, dado que les permite usar para su beneficio a los individuos, sus familias y sus comunidades, a los que estos grupos influyen desde la educación formal, principalmente desde la enseñanza de una historia construida, a la medida de sus intereses, para el país.

Indefinición en teoría

De acuerdo o no con Eglisic, asimismo la indefinición de la democracia ocurre porque, para empezar, no existe una definición precisa y universal de ella, pues la mayoría de las definiciones a lo más hacen énfasis en cualidades, procedimientos e instituciones, y además existen muchos tipos de democracia, cuyas distintas prácticas variadas producen también efectos variados, es decir, que la democracia no consiste de un conjunto individual y único de instituciones que sean universalmente aplicables, sino que la forma específica que adquiere la democracia en un país está determinada en gran medida por las circunstancias políticas, sociales y económicas prevalecientes, así como por factores históricos, tradicionales y culturales.

Mentira en la práctica

Nacida entre mitos, lo cierto es que históricamente la mayoría de los escritos sobre la democracia empiezan identificando el lugar de donde proviene la palabra y donde hubo una primera manifestación, registrada y formalizada, de las prácticas democráticas. Estos documentos también ofrecen distintas definiciones de democracia utilizadas a través del tiempo. Se pueden encontrar todo tipo de definiciones, desde unas muy simples hasta otras muy complejas.

De ahí que al coincidir en que el término democracia proviene de los vocablos griegos: demos, que significa gente; y kratos, que significa autoridad o poder, surgen, entre muchas otras, las siguientes definiciones:

Primera, sistema de gobierno en el que la autoridad suprema recae en el pueblo;

Segunda, gobierno conducido con el consentimiento libremente otorgado por el pueblo;

Tercera, gobierno del pueblo ejercido directamente o por medio de representantes;

Cuarta, forma de gobierno en el que el control político es ejercido por todo el pueblo, directamente o a través de la elección de representantes; y

Quinta, gobierno del pueblo, donde la democracia es un sistema en el cual el pueblo puede cambiar sus gobernantes de una manera pacífica, y al gobierno se le concede el derecho a gobernar porque así lo quiere el pueblo.

La verdad neta

Los antiguos griegos establecieron una forma directa de gobierno en Atenas, para que los hombres adultos, poseedores de patrimonio económico y por ende con poder político y social, se reuniesen a discutir diferentes temas y votasen levantando la mano, a eso le llamaron democracia.

Una democracia que nació viciada dado que las mujeres no tenían derecho al voto, ni los hombres y mujeres libres pertenecientes al pueblo.

Una democracia donde los esclavos no tenían derecho alguno.

Sin embargo, al paso de los años y al trascender los siglos, no conformes con eso los poderosos  usufructuarios de la democracia, al ver que dicha forma de gobierno no sólo requería mucho tiempo para efectuar las reuniones a fin de votar decisiones, y que resultaba prácticamente imposible reunir a todo el mundo cada vez que se tenía que tomar una decisión, decidieron pasar de dicha democracia directa, en donde vota directamente por determinados temas, a la democracia representativa, donde se vota por representantes o políticos para que estos tomen decisiones en nombre de los votantes.

La inevitable y exitosa aplicación de la medida resultó de fábula, al irse estableciendo democracias en las sociedades más grandes y más complejas.

Hoy día, siguen existiendo formas de democracia directa, tales como el referendo, la petición, el plebiscito y las propuestas, aunque se argumenta que aparecen más en países con mayores recursos económicos y tecnológicos, que en los países pobres.

Conclusión

Para Eglisic es obvio que la democracia es un concepto amañado, cuyas manifestaciones institucionales en la práctica la convierten en una realidad nunca alcanzada, al prevalecer los intereses de los grupos de poder sobre la voluntad del pueblo.

Una realidad donde México no es la excepción.

Ni más ni menos.

Democracia griega que nació viciada dado que las mujeres no tenían derecho al voto, ni los hombres y mujeres libres pertenecientes al pueblo, y donde los esclavos no tenían derecho alguno

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful